Seleccionar página

Fotos: JAVIER ARROYO

La Fundación del Toro de Lidia -FTL- ha presentado esta mañana el «Programa Víctor Barrio», con el que pretende promocionar y enseñar la tauromaquia entre niños de 3 a 13 años. El acto, celebrado en la terraza del hotel Vincci Capitol de Madrid, ha contado con las intervenciones de Victorino Martín, ganadero y patrono de la Fundación, el matador de toros Enrique Ponce -que el pasado año donó para este fin los honorarios de su actuación en Cantalejo- y Raquel Sanz, mujer del torero y coordinadora del proyecto.

“Este Programa, que empieza hoy, se hace realidad gracias a una única persona: Víctor Barrio”, ha declarado Raquel Sanz, quien ha recordado las numerosas acciones que llevó a cabo en vida su marido para difundir el toreo entre los más jóvenes, como jornadas de toreo de salón o regalo de capotes. “La tauromaquia, más que defenderla, hay que enseñarla”, insistía siempre el torero de Grajera. “Hoy estamos haciendo realidad uno de sus sueños”, ha subrayado Sanz.

“Sin la colaboración de la FTL, que nos tendió la mano y nos ofreció su estructura y sus medios humanos, no hubiéramos podido seguir adelante”, ha confesado Raquel. “Una vez que teníamos las ideas y el paraguas de la Fundación para poder recibir donaciones y poner en marcha el Programa necesitábamos los medios económicos para poder continuar. Ahí es cuando el maestro Enrique Ponce contactó con la familia para decirnos que quería donar los honorarios de su actuación en el festejo de Cantalejo para lo que la familia considerase”, afirma Sanz. Tras su gesto, otros toreros se sumaron en las donaciones como David Mora y Alberto López Simón -presente entre el público, al igual que Cristina Sánchez-. La Asociación Toro Mundial de Guadalajara también donó los beneficios de su Gala anual a la iniciativa.

El Programa llevará la tauromaquia a los colegios de toda España mediante un proyecto educativo encargado de explicar los valores del toro y en el que será necesaria la colaboración de los profesionales taurinos. Su primera actividad está prevista para mediados de julio. Se va a preparar un curso infantil de aficionados prácticos -dividido en una parte teórica y otra práctica- y se llevarán a cabo concursos de dibujos taurinos y la explicación de corridas de toros por parte de profesionales en el denominado «palco infantil».

PONCE Y VICTORINO APOYAN LA CAUSA

Enrique Ponce, involucrado en el objetivo del Programa desde el primer día, ha mencionado a Víctor Barrio al afirmar que “desgraciadamente, muchos taurinos nos habíamos olvidado de que el toreo es vida y es muerte. Y Víctor nos lo ha recordado. Del mismo modo que Víctor nos ha recordado que la tauromaquia hay que enseñarla. Por y para eso hoy estamos aquí”. “Vamos a enseñar”, ha proseguido el torero, “luego la gente decidirá si le gusta o no, pero para ello, antes han de saber qué es la tauromaquia y por qué el torero se juega la vida”.

Por su parte, Victorino Martín ha comentado: “Víctor siempre tuvo una gran vocación educativa con los niños y por eso es tan importante estar hoy aquí anunciando las actividades que fomentarán la tauromaquia entre los más pequeños”.

Ponce ha argumentado, además, que “tanto niños como adultos no sólo deben tener acceso a la tauromaquia como Patrimonio Cultural que es, sino que, además, las administraciones tienen la obligación de promoverlo”. “La tauromaquia es cultura no porque lo diga yo, lo dicen las leyes y, sobre todo, lo ha recordado el Tribunal Constitucional recientemente”.

Decenas de medios de comunicación, profesionales taurinos y aficionados han asistido al acto, conducido por la periodista Elena Salamanca. Tampoco han faltado los padres de Víctor Barrio, así como amigos y familiares, la diputada de Cultura de la Diputación de Segovia, Sara Dueñas, además de los novilleros Daniel Menés y Carlos Ochoa.

Tras un año dedicado a la defensa del mundo del toro y con más de 50 causas judiciales abiertas, la FTL ha iniciado hoy así la promoción de la tauromaquia, su segundo objetivo.