Seleccionar página

Licenciado Alcurrucen  El Juli

Licenciado Nº 182, 12/11, 551kg  colorado bragado meano, con sus pitones hacia adelante, bajo, armónico y reunido hijo de “Licenciada” y del semental “Chalán”.

Su Trapio

https://youtu.be/QQdBaFDykB0

Su Comportamiento

CAPA: Se quedó en la mangá de salida sin querer salir. Saltó al ruedo enterándose. Se frenó descaradamente en el capote de Juan del Álamo. Regateó al salmantino. Frío.

VARAS: La primera vara salió huyendo a gran velocidad. La segunda entrada le dieron jabón en varas y empujó tapándole la puerta. La tercera se quitó el palo rápido y entró una cuarta, por decreto presidencial al no contabilizar el palco una de ellas. Todas sin meter riñones.

BANDERILLAS: Se lo pensaba antes de acometer pero después iba con buen viaje. Esperó a los hombres de plata en los palos.

MULETA: Salió manseando sin querer trapo en las tantas de iniciales. Posteriormente el toro rompió con fijeza, humillación y entrega. Lució por ambos pitones una gran embestida, pero aún mejor por el izquierdo y siempre con ritmo y mucha clase. Duró hasta el final. Tuvo transmisión y temple en su embestida, murió en los medios de forma espectacular.

“Uno siempre tiene ganas de que le salga un toro así, pero la verdad que el toro fue muy completo desde que asomó por toriles. No se le pudo torear de capote por el viento, además de apretar mucho, pero a partir de ahí, el toro fue muy bravo y muy encastado. Esos toros bravos necesitan de un torero capaz. No cabe duda que Juli estuvo sensacional y una de las faenas grandes que se han hecho en Madrid en los últimos años ha sido esta”, reseña José Luis Lozano.

“Juli se tuvo que salir para afuera. Pero cuando se salió para afuera, el toro cogía los vuelos y apretaba el toro al capote con los riñones. Entonces, a partir de ahí, no le vi ningún defecto más”. Primero hubo que poder con el toro“fue el secreto del Juli, un comienzo perfecto por abajo; pudo con el toro y cuando pudo con él, éste respondió”.