David Navarro el creador

Sentí pasión por la Tauromaquia desde muy pequeño y de manera bastante curiosa, ya que en mi casa no había afición por los toros. Siempre lo cuento. Me encontraba en casa de mi abuela paterna y, jugando con el mando de la televisión, saltó una corrida de toros que estaban emitiendo en la televisión pública. Miento si les digo qué edad podría tener. Era muy pequeño y no lo recuerdo, lo que sí sé es que me quedé prendado con ese espectáculo y, desde entonces, ya jugaba a ser torero. Como todos los aficionados. Porque raro es el aficionado que no haya toreado con una toalla, una revista o simplemente al aire. Todos o casi todos hemos soñado el toreo. Dando un salto importante en el tiempo (y tan importante…), con los casi 30 años cumplidos, lancé un blog llamado “Pureza y emoción”.

LOS INICIOS

 

«Pureza en el toreo y la emoción del toro bravo y encastado»

El objetivo era dar mi opinión independiente de lo que ocurría en corridas, en acontecimientos de actualidad, etc, ya que en detectaba que en la mayoría de los medios de información especializados no siempre se contaban las cosas como realmente sucedían, algo que para mí era totalmente necesario. Y, como yo, pensaban muchos otros aficionados. Detectada esa necesidad, en 2014 ambicioné más y me decidí a crear bajo el mismo nombre de “Pureza y emoción” un portal de información especializado. Un portal hecho “por y para aficionados”. ¿De dónde viene el nombre? Pureza en el toreo y la emoción del toro bravo y encastado.
El espíritu de la web fue dar información de manera independiente, ya que ninguno de los numerosos y elegidos aficionados que colaboraron cobraron nunca nada, sino que su trabajo era totalmente desinteresado y a todos nos unía la misma filosofía, que era contar lo que ocurría en el mundo del toro con independencia, sin estar plegado a intereses económicos de quienes pudieran sustentar el medio mediante publicidad. Dar información de manera independiente tenía un enorme beneficio, que es el trasfondo fundamental de todo: hacer pedagogía a las personas que leyesen la web, algo fundamental en los medios de información para hacer crecer el nivel de conocimiento del aficionado. Hacer mejores aficionados proporcionando información que les hiciera aprender y formarse su propio criterio.  

LOS ORÍGENES

 

«No hubiese sido posible sin aficionados que se involucraron»

Liderar este proyecto me supuso mucho esfuerzo y también, por qué no decirlo, dinero. Había secciones de crónicas de festejos, opinión, actualidad, entrevistas, reportajes fotográficos de campo y otros contenidos de interés para el aficionado. Todo ello no hubiese sido posible sin aficionados que se involucraron conmigo. No quiero dejar a nadie atrás pero lo voy a hacer porque son muchos los que colaboraron y a todos y a cada uno de ellos estoy enormemente agradecido. Pero por citar a algunos fueron José Vega, José Ramón Márquez, José Joaquín Diago, Fernando Gomá, Domingo Delgado de la Cámara, Borja González, Ignacio Sánchez-Mejías, Tristán Lezama, Joan Adell, Íñigo Martín, Beatriz Montejo, Juan Manuel Lomillos, Andrew Moore… Ellos y, otros a los que aprovecho para pedir disculpas por no citar, hicieron posible que pudiéramos llevar durante años el portal.
Era una satisfacción enorme las palabras que me dedicaban personalmente personas que nos leían y los mensajes que recibía en “Pureza y emoción” de gente que nos agradecían nuestro trabajo. Eso era una inyección de energía para seguir hasta altas horas de la noche o para madrugar y trabajar en los contenidos. Al llevar yo solo la edición, el trabajo era agotador, todo hay que decirlo. Recibía los artículos y las fotografías pero había que revisar, maquetar, publicar y difundir en redes sociales. Pero merecía la pena.